Traspaso persona indeterminada

traspaso

En que eventos procede el traspaso a persona indeterminada

El ultimo propietario inscrito, que demuestre que han transcurrido al menos tres (3) años contados desde el momento en que dejó de ser poseedor, sin haber realizado el respectivo tramite de traspaso, puede solicitar ante el organismo de transito el cambio de propietario a mediante el tramite denominado “TRASPASO PERSONA INDETERMINADA”.

Quien está legitimado para solicitar el trámite

El último propietario inscrito, personalmente o por intermedio de apoderado.

Ante qué entidad se adelanta el trámite de traspaso

El trámite deberá adelantarse ante el Organismo de Tránsito donde se encuentra registrado el vehículo.

Cuáles son los requisitos

Que se encuentre a paz y salvo por concepto de multas, comparendos y obligaciones tributarias que graven el vehículo
Demostrar que han transcurrido 3 años contados desde el momento en que dejo de ser poseedor
Que no se cuente con el contrato de compraventa para efectuar el trámite de traspaso
Que las circunstancia no se encuentren dentro de alguna de las causales legales de cancelación, establecidas en el artículo 40 de ley 769 de 2002.
Cuanto es el término para realizar el trámite

La solicitud deberá ser presentada por el interesado dentro de los 2 años siguientes a la entrada en vigencia de la norma.

Efectos del traspaso a persona indeterminada

El propietario inscrito salva su responsabilidad con relación al vehículo objeto del traspaso.
Después de transcurridos 3 años de la inscripción del trámite de traspaso a persona indeterminada, el organismo de transito está facultado para que oficiosamente proceda a la cancelación de la licencia o matricula de tránsito de dicho vehículo.

Con respecto al tercero poseedor pueden ocurrir dos situaciones

Si comparece dentro del término de los 3 años deberá solicitar ante el organismo de transito la revocatoria de directa del acto administrativo mediante el cual se autorizó el traspaso a persona indeterminada, y posteriormente solicitar el traspaso a su nombre.
Si comparece con posterioridad a la cancelación de la licencia o matricula de tránsito, podrá acudir ante el organismo de tránsito, a efectos de solicitar la revocatoria directa del acto administrativo mediante el cual se canceló la misma, y posteriormente solicitar el traspaso a su nombre. En ambos eventos se deberá cumplir con los siguientes requisitos:
– Formulario de solicitud de trámites
– Paz y salvo pago de impuestos del vehículo hasta la fecha del trámite
– Pago de derecho de trámite de traspaso
– Documento que acredite la posesión del vehículo

claves para no perder el control de tu moto o bicicleta

bmw

El manillar es, para las motos y bicicletas, el elemento que les da dirección a todos los trayectos y por el que se tiene control de ellas. De lo contrario ocurriría un accidente de tránsito y se expondría a los actores de la movilidad a un riesgo enorme.

Quienes conducen carro tienen una gran responsabilidad frente al peatón, el ciclista y el motociclista debido a que son los más vulnerables en la vía. Como no cuentan con las mismas condiciones de protección que ofrece un carro, tienen más posibilidad de resultar lastimados. Esto no exonera de compromisos a los motociclistas y ciclistas porque, una imprudencia de su parte, también puede causar siniestros.

Aunque son medios de transporte distintos, la moto y la bicicleta comparten principios de conducción segura. Independiente del que manejes, es importante que conozcas estas 4 claves para no perder el control del manubrio. ¡Imprímele compromiso y conciencia a tus recorridos!

Las manos deben sujetar el manillar con firmeza

¿Dónde pones tus manos cuando conduces moto o bicicleta? En el manillar, por supuesto, es decir donde están los frenos, los cambios y otros elementos (esto depende de las características del vehículo).

Agarra el manubrio con suavidad y firmeza, sin descargar peso sobre él. Mantén siempre dos dedos sobre la maneta para que puedas frenar ágilmente cuando lo necesites. Esta posición de tus manos mejorará tu tiempo y capacidad de reacción ante imprevistos.

Coger el manillar con mucha fuerza es incómodo; te genera dolor, cansancio y adormecimiento en las extremidades porque el flujo sanguíneo se reduce.

Cuida tu postura cuando conduzcas

En las competencias de ciclismo, seguro has visto que los deportistas inclinan su cuerpo hacia adelante, incluyendo la cabeza y los hombros. Esto no es gratuito porque, como les interesa ganar velocidad, deben dejar lo más libre que puedan el espacio desde el manillar de su bicicleta hacia arriba de forma que el viento pase con libertad a medida que avanzan y nada los frene.

Cuando conduzcas moto o bicicleta en la ciudad o en una zona rural, tu postura no puede estar inclinada o clavada hacia adelante. Debes enderezarte para no llevar tu peso al manubrio.

No tuerzas el manillar durante la tumbada o inclinación

Cuando te enfrentes a una curva, reduce la velocidad del vehículo antes de entrar a ella y no mientras la estás pasando (excepto si esta es muy abierta).

¿Qué pasa en una curva? La fuerza centrífuga jalará de forma natural la moto o bicicleta hacia afuera, por lo que debes tumbarla o inclinarla hacia adentro (con el manillar) a fin de compensar dicha fuerza y que no te caigas.

No se recomienda frenar en la tumbada pero, si debes hacerlo, usa solamente el freno trasero. Tampoco inclines el manubrio hacia el interior de la curva mientras estés girando puesto que podrías accidentarte.

En caso de que te caigas, suelta el manubrio

Si pierdes el control de la moto o bicicleta, intenta recuperarlo. Si definitivamente te vas a caer, no te aferres al manillar y suéltalo. Busca que tu cuerpo no se enrede con el vehículo o alguna de las pertenencias que llevas para evitar, en lo posible, quemaduras, golpes o fracturas.